Parásitos

Son organismos complejos que teniendo las estructuras suficientes para mantenerse a sí mismos, se han adaptado a la vida dependiente de otros organismos aprovechándose de ellos y produciéndoles daños o secuelas. La persistencia de un parásito en la población canina depende mayormente de factores tales como clima, medio ambiente y cer anillo alcanza su gravidez se desprende del parásito y sale al exterior con las heces del huésped rompiéndose y diseminando huevos por todas las zonas donde aquellas alcanzan, contaminando el agua y las hierbas que comen los animales o las verduras que ingiere el hombre. Después de defecar, parte quedan en los bordes del ano y el perro al lamerse los distribuye por su pelo. En ambiente seco los huevos pueden mantenerse vivos de 15 días a varios meses. En agua pueden sobrevivir de 150-300 días.

Cuando el huevo es ingerido por una oveja, cabra, vaca, cerdo u otro herbívoro, se rompe y una lava surge de él, atravesando la pared intestinal y distribuyéndose a través de la sangre por el organismo del segundo huésped deteniéndose en algunos de sus órganos donde se desarrolla como un quiste, que puede llegar a tener unos 10 cm. de diámetro. Cuando el animal es sacrificado, las vísceras con quistes son consideradas no aptas para el consumo humano y deben ser destruidas. No obstante, en muchos casos, en sacrificios clandestinos (sin inspección veterinaria) las vísceras con quistes, al no aprovecharlas, son arrojadas a los perros, con lo que el ciclo se cierra. Esto no ocurre cuando el sacrificio de ganado se hace en mataderos, ya que el conocimiento del significado de los quistes hace que se detecte la enfermedad y se proceda en consecuencia. Ahora bien, cuando los animales se sacrifican por pastores o matarifes sin los adecuados conocimientos y sin vigilancia veterinaria, se corre el riesgo de que la larva de la tenia equinococo llegue al huésped adecuado, el perro, y continúe su evolución.

Al penetrar en el aparato digestivo del perro o de otro huésped adecuado, chacal, lobo, etc., las larvas contenidas en el quiste, se liberan y se transforman en tenias adultas que se adhieren a las paredes del intestino, madurando después y produciendo huevos. Se cierra así el ciclo vital de este parásito.

Recordemos que tanto con el animal vivo como muerto, podemos contagiarnos los humanos y también otros animales, teniendo consecuencias muy graves.

volver a la página anterior