Pumba

Hasta siempre Pumba. No hemos podido hacer más por salvarte la vida! Sabíamos que por tu enfermedad cruzarías pronto el arco iris, aun así no queríamos pensar que nos ibas a dejar siendo tan joven, tus riñones ya no pudieron aguantar más... tu casa de acogida te quiso con locura, juntos luchasteis hasta el final! Nunca te vamos a olvidar preciosa, siempre estabas contenta y has dejado un gran vacío. Descansa en paz Pumba. 

Gracias a todas las personas que os habéis preocupado por su estado de salud y nos habéis ayudado, de una u otra forma, a luchar por ella.

volver a la página anterior