Suerte

 

En el mes de diciembre,coincidiendo con las fiestas navideñas,uno de nuestros valientes descansó para siempre. Suerte fué un gran perro, tanto de corazón como de espíritu, un luchador al que la vida le ofreció una segunda oportunidad. No le dábamos ni días de esperanza cuando encontramos a Suerte abandonado en un parque, enfermo, deshidratado, prácticamente muerto a causa de sus muchas enfermedades. Pero el nos demostró que nunca se debe perder la esperanza, y estos poquitos años que hemos disfrutado de su compañía, nos hace ver como en el calor de un hogar y con el amor de sus cuidadores este animal salió adelante. Él no convivió con ninguna familia, su familia eran sus compis de protectora, y como no su salvadora M.Julia. Te echaremos mucho de menos Suerte!.

Agradecemos a Rosa Mª m.p quien fué su madrina.

volver a la página anterior